Regulación y crisis de confianza: las barreras derribadas que han impulsado a las ‘fintech’

//Regulación y crisis de confianza: las barreras derribadas que han impulsado a las ‘fintech’
fintech

Ignacio de la Torre, autor del estudio y economista jefe de Arcano Partners, ha explicado que la conexión entre las finanzas y la innovación “se ha acelerado en los últimos años por las tecnologías, la crisis de confianza hacia la banca y nuevas regulaciones como la PSD2”.

Una importante carga regulatoria, la aparición de nuevas tecnologías y una fuerte crisis de confianza en marcas muy establecidas. Estos son los tres ingredientes que, en el marco de una crisis económica global en 2008, generaron el caldo de cultivo para que aparecieran nuevos competidores de la banca de forma disruptiva, según se desprende del último informe de Arcano Partners.

“Las dos principales barreras de entrada en el sector financiero han sido tradicionalmente la confianza de los clientes en marcas muy establecidas y la enorme carga regulatoria que se imponía a los nuevos entrantes”, señala la firma en su último informe, La Revolución fintech. El derrumbe de estas dos barreras, aseguraba Ignacio de la Torre, autor del estudio y economista jefe de Arcano Partners, ha sido el detonador de las fintech.

Existen varios factores que influyen en la eclosión de las fintech, apuntaba ayer De la Torre durante la presentación del informe. En primer lugar, una conexión íntima entre las finanzas y la innovación que se ha acentuado en los últimos años a raíz de las nuevas tecnologías. En segundo lugar, las ya mencionadas crisis de confianza y nuevas regulaciones. Por último, el cambio en los hábitos de consumo: cuanto más joven es la gente, más fácil es atacar este mercado a través de medios digitales.

 

“Las fintech no son nada nuevo pero, a partir de 2008, el número de empresas va en ascenso”, expuso el experto. Según los datos recopilados por Arcano, el número de fintechfundadas tras el estallido de la crisis económica supera las 35 empresas cada año, superando las cincuenta en 2013 (año en el que se fundaron Revolut o Robinhood).

Para el experto, tecnologías como Internet (y el auge del ecommerce), la inteligencia artificial, el big data y el blockchain han actuado como base de esta revolución. “La aplicación de la inteligencia artificial es clave para el fintech -indica el estudio-; por ejemplo, un algoritmo puede analizar bases de datos gigantescas para luego, a través de una app, pedir información al solicitante de un crédito al consumo, y que la aplicación utilizará posteriormente para dirimir si se le concede a o no en un breve plazo de tiempo”.

Con la tecnología, según De la Torre, ha “cambiado la forma de mirar la banca”. La rentabilidad de esta, además, también se ha visto afectada por la irrupción de las fintech. ¿Cómo? Atacando los nichos más rentables.

Medios de pago, ‘robo advising’ y préstamos, los focos del ‘fintech’ 

“Estamos viendo cómo el fintech está identificando cuáles son los nichos más rentables de la banca y desechando los que no lo son”, expuso el economista jefe de Arcano Partners. Entre estos nichos se encuentran los medios de pago, que ha sido “bastante lucrativo” para el sistema financiero entre comisiones asociadas a los pagos con tarjeta u otras comisiones asociadas al cambio de divisa.

En la transformación de este nicho están irrumpiendo dos sistemas, indica Arcano, los monederos digitales y los chats. En estos dos ámbitos destacan empresas como Ant Financial (filial de Alibaba), cuyo valor asciende ya a 150.000 millones de dólares y que cuenta con un volumen de 210.000 millones de dólares gestionados.

Los monederos digitales de Apple, Google o Samsung también juegan un papel primordial en la revolución fintech. Según De la Torre, la entrada de las big tech en el sistema financiero es un fenómeno a analizar.

 

“Tienen una enorme suma de dinero y van a entrar en banca”, ha recordado el experto. Amazon, por ejemplo, ya concede préstamos a los vendedores de su plataforma, tiene todos los datos relativos a su negocio y evolución de este, por lo que pueden detectar sus necesidades financieras.

“Tiene sentido aliarse con estas empresas”, apostilló De la Torre. Del estudio se desprende, además, que cada vez son más las empresas tecnológicas que “buscan aliarse con entidades bancarias para entrar en el sector y rentabilizar el uso que éstas hacen de su tecnología”.

Aun así, reseña el informe de Arcano, cabe reflexionar sobre los peligros para la sociedad que puede tener el hecho de que las big tech empiecen a ofrecer servicios financieros a raíz de los datos que acumulan. El cortoplacismo empresarial y las ansias de generar beneficios pueden ser dos condicionantes a tener en cuenta en esta ocasión.

Reducir costes, reto de la banca

“Nuestra conclusión es que las empresas fintech mejoran la competencia en los mercados financieros, proporcionan servicios que nuestras instituciones tradicionales realizan de una forma distinta -señala Arcano en su estudio-; sin embargo, las fintech no remplazarán a los bancos en muchas de sus funciones claves”.

Los bancos están bien posicionados para incorporar cambios tecnológicos en su estructura, aunque se siguen enfrentando a un reto estratégico: recortar costes y facilitar la operativa al cliente. La penetración del smartphone está contribuyendo a ello, dado que este puede convertirse en la sucursal online de un banco.

A modo de ejemplo, en 2013, sólo un 13% de los clientes interactuaba con el banco a través del móvil en Reino Unido. En dos años, este porcentaje se disparó hasta el 87%. “Hoy en día en Europa hay una media de 2.300 personas por filial bancaria y 1.600 en el caso de España”, expone el estudio.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.