Una banca de próxima generación

//Una banca de próxima generación
fintech

Por: Sergio Munro, Gerente Regional de Desarrollo de Negocios de Cisco Latinoamérica y el Caribe

La forma en que las nuevas tecnologías se han posicionado y la velocidad con la que se han adoptado, vienen influenciando el comportamiento y resultados en las diferentes industrias y sectores de la economía, enfrentándonos a cambios históricos sin precedentes.

Hoy visualizamos un 2019 optimista, con un crecimiento económico por sobre el 4% según algunas últimas proyecciones. Por otro lado, según la Fundación País Digital la llamada economía digital representa un 3,5% del PIB en Chile (cerca de USD 9.000 millones) esperando que para el año 2020 se eleve a 5,6%, (cerca de USD 16.000 millones. En esa línea, el nivel de preparación digital de los países está directamente relacionado al crecimiento del PIB per cápita de hecho en el informe Digital Readiness Index, realizado entre Cisco y Gartner, se destaca a Chile con un índice de 13,92 sobre un máximo de 20,00, ocupando el segundo lugar en Latinoamérica y donde el promedio de la región fue de 11,78.

Bajo este entorno la Transformación Digital la hemos visto principalmente en la fase de definir estrategias y desarrollar algunas soluciones particulares, especialmente en lo relacionado a la eliminación del papel y aplicaciones móviles entre otras, donde se ha buscado reducir costos operacionales e incrementar eficiencias en las empresas. Considerando que algunos estudios indican que sólo una de cada tres empresas en Chile han iniciado cambios reales en el marco de la denominada disrupción digital, se espera que en el 2019 las empresas inicien o refuercen la etapa de moverse a servicios de alto valor donde sus clientes comiencen a sentir que su relación deja de estar basada sólo en compras o transacciones, por lo que hacia allá apunta la real banca de próxima generación.

El manejo de los datos, activo estratégico de las empresas, continuará siendo una clave fundamental y diferenciador de las compañías, donde se deberían ver aún más acentuadas las estrategias relacionadas a la personalización en los servicios y cultura de los empleados.

Basados en estos catalizadores y desafíos, las tecnologías continuarán apoyando necesidades de las instituciones financieras tales como: inteligencia y continuidad de negocios, mitigación de riesgos, operaciones agiles, visibilidad y gerenciamiento de la información. Es así como las nuevas plataformas tecnológicas y de comunicaciones deberán ser aún más inteligentes, intuitivas, flexibles, escalables y modernas, es decir, preparadas para atender los nuevos requerimientos del negocio y capaces de soportar reales iniciativas de transformación digital, siendo un requisito mandatorio para las empresas de Servicios Financieros.

Frente al creciente aumento del mercado electrónico (e-commerce) así como la criticidad y dependencia de la información, en todas la industria,  las estrategias holísticas en Ciberseguridad se verán potenciadas durante el 2019, buscando hacerse cargo en forma integrada de todos los canales de comunicación que disponen las compañías fortaleciendo las estrategias de seguridad interna y el monitoreo inteligente con el fin de ser realmente proactivos ante incidentes cibernéticos y dar la tranquilidad necesaria a sus clientes, requisito mínimo que deben cumplir los bancos.

Por último, basados fuertemente en el manejo de datos y sistemas de analíticos, veremos como las compañías fortalecen o comienzan a desplegar verdaderas estrategias de personalización y que apuntan directamente a la Experiencia de Cliente donde se estima que solo un 33% de las empresas en Chile se están haciendo cargo del denominado “Viaje del Cliente”.

La adopción, ejecución y conjugación de todas estas consideraciones comenzarán a marcar la verdadera banca de próxima generación, proporcionando mejores servicios, mayor inclusión y apoyando el crecimiento de la bancarización en Chile.

El mañana se inició ayer, en cuanto a la planificación y las estrategias, y en esa línea las instituciones financieras que aún no lo han hecho deben pasar de forma urgente a la acción y la ejecución de lo contario, el 2019 podría dejar un sabor quizás no tan dulce.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.