El estado de la transformación digital en Argentina

//El estado de la transformación digital en Argentina
Inteligencia Aritificial en argentina

La transformación digital se está produciendo en las empresas de todo el mundo

, aunque en algunos países el avance es más rápido que en otros. Hoy vamos a conocer en mayor profundidad en qué situación se encuentra Argentina: el estado actual de las compañías argentinas, los obstáculos que encuentran a la hora de llevar a cabo esta transformación y las soluciones que se están barajando.

La transformación digital es un proceso que, como bien indica la multinacional especializada en gestión empresarial SAP, “ya no es una opción, sino un impulsor esencial de los ingresos, beneficios y crecimiento”.

En ese estudio, se concluía que el 84% de empresas de todo el mundo consideran la transformación digital como algo “crucial”. Sin embargo, sólo el 3% ha dado por finalizado este proceso dentro de sus organizaciones.

Cada país cuenta con unas circunstancias completamente diferentes, las cuales condicionan el estado de la transformación digital. Hoy nos centraremos en conocer en qué punto se encuentra Argentina, para lo cual utilizaremos en primer lugar el índice de Dell Technologies[1] [2] [3] .

Argentina, un país con gran potencial y mucho camino que recorrer

El índice de Dell Technologies tiene en cuenta una serie de factores, como el rendimiento de las empresas, la implementación de estrategias digitales o la previsión de inversiones futuras. Gracias a este índice, se puede realizar una clasificación de la posición en la que se encuentran las compañías en cuanto a la transformación digital.

Según estos resultados, tan sólo el 2% de las empresas argentinas se pueden considerar líderes digitales. Esto quiere decir que la transformación digital ya se ha completado y se ha integrado de manera completa y transversal en todos los departamentos de las empresas que se encuentran dentro de este pequeño porcentaje.

En la segunda posición se encuentran los adoptadores digitales, que representan un 23%. Estos se encuentran en una fase avanzada de la integración de herramientas digitales, cerca de completar este proceso.

Donde se encuentra la mayoría de las empresas argentinas es en el grupo de los evaluadores digitales (39%). Estas compañías son conscientes de la importancia de la transformación digital y se van adaptando gradualmente, aunque con ciertas precauciones.

El penúltimo grupo, los seguidores digitales, lo compone el 29% de las empresas. Son aquellos que no cuentan con grandes cantidades de inversión porque se encuentran todavía comenzando a implementar este proceso.

En la cola están los rezagados digitales, tan sólo el 7% del total de las empresas argentinas, las cuales no tienen ningún plan digital o su inversión es muy pequeña.

La conclusión que sacamos con estos datos es que el grueso de empresas argentinas se encuentra en una posición media o baja de la tabla. Esto quiere decir que hay mucho aún por  mejorar, y hay que poner medidas cuanto antes para que el tejido empresarial no se quede estancado y pierda competitividad con respecto a losotros países de América Latina.

Principales obstáculos para la transformación digital en Argentina

El estado actual de la transformación digital en Argentina se debe a una serie de factores que ponen trabas al progreso, por eso es importante también conocer cuáles son para solventarlos lo antes posible. El 94% de las empresas ha manifestado que se encuentra obstáculos importantes a la hora de afrontar este proceso.

Los principales problemas mencionados por los empresarios en el estudio de Dell Technologies son los siguientes:

–          Falta de cultura digital (30%)

–          Sobresaturación de información sobre la transformación digital (28%)

–          Falta de apoyo por parte de los ejecutivos (27%)

–          Cambios normativos o legislativos (24%)

El otro estudio realizado por Siemens Argentina al respecto arroja otro punto de vista en cuanto a los obstáculos encontrados. La principal barrera interna que señalan los encuestados es el coste que supone realizar estos cambios, mientras que, como factor externo negativo, se echa en falta unas mayores ventajas financieras para aquellos que deciden dar el paso y unos estándares técnicos mejor definidos.

Aunque existan estos obstáculos, al menos hay una clara conciencia de la importancia de llevar a cabo la transformación digital. El 80% de los CEOs considera este proceso como algo “crítico”, aunque sólo el 43% cuenta con un departamento exclusivamente dedicado a la innovación digital.

Soluciones para superar los retos

Las empresas están buscando soluciones para sobreponerse a estas dificultades para continuar progresando y no perder competitividad en su mercado. Estos son los principales métodos que están siguiendo las compañías según la investigación conjunta de Dell Technologies e Intel:

  • Agilizar el proceso de desarrollo de software para que los ciclos de lanzamiento de nuevas aplicaciones sean más cortos.
  • Invertir más en la capacitación de los empleados para que realicen su trabajo de forma más óptima, rápida y eficiente.
  • Reforzar la seguridad y privacidad de los dispositivos y las aplicaciones.
  • Instruir a los trabajadores en especialidades no propias de su campo (por ejemplo, que el equipo de ventas esté también formado en tecnología de la información y que también el equipo de IT tenga formación en ventas).

Las empresas también planean invertir en los próximos tres años en tecnologías que mejoren su actividad diaria y también en otras que las protejan y permitan seguir desarrollándose y creciendo. Por eso, el 56% de los negocios ha declarado tener intención de apostar por soluciones de ciberseguridad. El 44% restante de inversiones TIC previstas se divide en lo siguiente:

–          49%, internet de las cosas (IoT).

–          38%, inteligencia artificial (IA).

–          22%, blockchain.

–          20%, realidad virtual y realidad aumentada (RV y RA).

–          12%, procesamiento cuántico.

Guido Ipszman, Gerente General de Dell EMC Argentina, Uruguay y Paraguay, destaca que “es un momento emocionante para los negocios” y que “sólo las organizaciones centradas en la tecnología cosecharán los frutos del modelo de negocio digital”.

En definitiva, Argentina se encuentra en una posición ligeramente retrasada en la transformación digital de las empresas, lo cual deja mucho margen de mejora. Afortunadamente, gracias a los estudios realizados en el país, se conocen perfectamente cuáles son los obstáculos que están impidiendo el avance y las soluciones que se llevarán a cabo para conseguir el progreso necesario para alcanzar la implementación completa.

El estado de la transformación digital en Argentina

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.